Películas

Cada película es un encuentro. Con gente, con historias y, sobre todo, con uno mismo. En mi obra cinematográfica, como en todas las partes de la vida, quiero ser fiel a mi misma y transportar un mensaje que toque a la gente. 

Mi campo de acción es amplio: de pequeñas películas propagandas hasta largometrajes y documentales.

El modo de trabajar usando un equipo pequeño, hace posible un gran margen de maniobra y libertad de movimientos encontrando los temas, de vivir los cuentos y al final, en la realización cinematográfico.

Ese modo de trabajar siempre está adaptado a las necesidades del proyecto.